Noticias

La importancia de proteger el patrimonio histórico:

El Palazzo d’Orleans, en Palermo, es un palacio del siglo XVIII que alberga la sede de la presidencia de la región siciliana y que actualmente se encuentra en proceso de rehabilitación.

Uno de los principales problemas que suelen encontrarse a la hora de restaurar edificios históricos es el de las humedades, bien porque no dispongan de los sistemas adecuados para evitarlo o bien porque dichos sistemas hayan quedado obsoletos. Las filtraciones de agua de lluvia, por ejemplo, suponen un riesgo para la estabilidad del inmueble, ya que el agua va penetrando en el interior de la construcción y puede afectar a la estructura y terminar por hacer caer el edificio. Por este motivo habrá que actuar cuanto antes, ponerle solución y analizar los daños causados por la humedad. En este caso, la mejor solución será instalar un sistema de impermeabilización en los diferentes paramentos de la construcción.

Para la restauración del Palazzo dOrleans se ha optado por instalar el sistema de impermeabilización DRY120. La lámina DRY120 resuelve la impermeabilización segura de terrazas, azoteas, balcones, patios, alféizares, cubiertas transitables y no transitables. Especialmente diseñada para drenar la humedad que se genera en los sustratos. El geotextil de su cara posterior, permite la circulación de aire entre el sustrato y la lámina, evacuando las moléculas de vapor de agua, evitando la aparición de burbujas y manteniendo el soporte seco. Permite, además, su instalación sobre soportes con humedad residual de hasta un 5%. Lo que asegura una impermeabilización 100% eficaz y segura, garantizando la vida del edificio.

Proteger el patrimonio histórico es obligación de todos, debemos ayudar a que estos edificios mantengan su esplendor por muchos años para que puedan ser contemplados y disfrutados por futuras generaciones.

 

Otros artículos